Uso seguro de las escaleras de mano

Las escaleras de mano son un instrumento que utilizamos con muchísima frecuencia, tanto en nuestros trabajos como en nuestra vida diaria, y a las que no siempre prestamos la atención debida, ya que la confianza juega un papel fundamental aquí porque no hay conciencia del riesgo, al ser normalmente las caídas desde pequeñas alturas, utilizando así  cualquier escalera, o peor aun, utilizando como medio elevador, cualquier apoyo que tengamos en casa o en el trabajo.

Para utilizar una escalera de mano, debemos tener en cuenta que el tamaño y el tipo de escalera sea el adecuado para el trabajo a realizar y el sitio en el que se realiza, debe estar en buen estado de conservación, tenemos que colocarla y apoyarla correctamente, siendo la superficie y el punto de apoyo firmes, y solo observando una serie de normas de seguridad, estaremos seguros de evitar caídas a distinto nivel.

Podemos clasificar las escaleras de mano en distintos grupos, las hay fijas, de servicio, de mano, (de madera o metal), de tijera, aislantes, ignífugas…..etc.

El tipo más usual para su uso son las escaleras rectas de mano, ya que son las más adecuadas y manejables para realizar una labor de forma rápida, en casi cualquier lugar, siempre que tengan una longitud suficiente, nunca superior a cinco metros, se observen las medidas y limitaciones establecidas por el fabricante…..y el sentido común.

Son preferibles las escaleras metálicas frente a las de madera, pero en el caso de usar estas ultimas, es obligatorio para evitar accidentes, contemplar las siguientes pautas: los largueros tienen que ser de una sola pieza y los peldaños estarán ensamblados y no claveteados; ni los largueros ni las peldaños presentaran roturas ni grietas y la madera de la misma debe estar desprovista de nudos. Para revisar que todo esto se cumple, será necesario que no estén pintadas, excepto si es con barniz, con el fin de no tapar estas deficiencias con ningún color.

Debemos asegurarnos antes de usarlas de la estabilidad de la misma, debe estar bien asentada, no apoyando nunca el peldaño inferior en el suelo, nunca las apoyaremos sobre cajas, bidones, bovedillas para ganar altura,  es recomendable que la escalera este provista de zapatas o picas y revisar la limpieza de la superficie sobre la que la apoyamos, evitando colocarla sobre superficies deslizantes o manchadas con aceites; del mismo modo y antes de subir, debemos comprobar que nuestro calzado este limpio, así evitaremos deslizamiento del cuerpo una vez que haya comenzado la ascensión.

Cuando la escalera es de una sola hoja o simple,  se colocara en la medida de lo posible formando un ángulo de 75º con la horizontal, y los largueros no deben prolongarse mas de un metro sobre la zona a la que queremos acceder; aseguraremos la misma a la superficie o paramento sobre la que la apoyamos , bien con una abrazadera o cuerda que evite la caída de la escalera ante cualquier movimiento brusco por nuestra parte, y si debemos ascender a una altura superior a3.5 metros, utilizaremos un cinturón de seguridad para evitar las caídas. Si la escalera es de tijera, nos aseguraremos de que el tensor esta completamente extendido. Y no pasaremos de un lado a otro de la misma ni trabajaremos sobre ella “a caballo”.

El ascenso y descenso se efectuara siempre de frente a la misma, el cuerpo se encontrara siempre dentro de los largueros, con las manos libres agarrándose a los largueros o peldaños, si debemos usar herramientas o materiales,  los subiremos o bajaremos con una bolsa bien sujeta a la escalera o bien a nuestro cuerpo en hombros o cintura; nunca subiremos por encima del tercer ultimo peldaño, y nunca moveremos una escalera que esta siendo utilizada.

Observaciones importantes: si los trabajos a realizar requieren esfuerzo y el uso de las dos manos, son trabajos en intemperie con condiciones climáticas desfavorables, con visibilidad reducida u otros peligros, deben sustituirse las escaleras de mano por otros medios tales como andamios, plataformas móviles, plataformas motorizadas…..etc.

Deja un comentario