“Stress térmico por calor” Parte 2.

Muchos empleos requieren trabajar en ambientes calurosos, tanto exteriores (construcciones, industria forestal, contra incendios…..), como interiores (industria del papel, lavanderías, panaderías….), esto, unido al esfuerzo físico puede afectar al sistema de refrigeración del cuerpo, que si no es capaz de enfriarse a si mismo, lleva a que el trabajador pueda sufrir “stress térmico”.

¿Cómo reconocer y tratar el stress térmico?

Es muy importante saber reconocer las primeras señales y sus síntomas desde su comienzo, porque podríamos evitar efectos serios como calambres, agotamiento por calor e insolaciones.

Calambres causados por calor.- son espasmos musculares bastantes dolorosos causados por la perdida excesiva de sal a través del sudor. Afectan sobre todo a los músculos de las pernas y el abdomen. Se presentan al final de un día de trabajo o cuando los músculos se han enfriado y solamente podremos reestablecerlos tras reponer en el cuerpo la cantidades de sal perdida.

Si se producen, debemos trasladar al trabajador a un ambiente mas fresco, recostarlo y aflojarle la ropa que lleve puesta, refrescarlo con un paño humado y abanicarle, si no tiene nauseas, podemos administrarle fluidos gaseosos sin cafeína, bebidas rehidratantes (deportistas) o una solución de agua con sal (1 cucharadita por de sal por cada medio litro de agua).

Agotamiento causado por el calor.- Se produce por una perdida excesiva de agua y sal debida a la sudoración durante prolongados periodos de tiempo, cuando la cantidad ingerida no es suficiente para contrarrestar la cantidad perdida. Es más serio que los calambres y el trabajador presentara entre otros, estos síntomas: respiraciones cortas y más frecuentes, pulso más rápido, piel fría y pálida, fatiga, mareo, debilidad, calambres e incluso desmayo.

En estos casos nos encontramos a un trabajador con shock leve, le proporcionaremos el mismo tratamiento que para los calambres musculares por calor, pero si en media hora los síntomas no remiten, debemos llevarlo aun centro medico.

Golpe de calor.- El trabajador sufre una insolación cuando los mecanismos de disipación del calor que posee el cuerpo, fallan. La temperatura corporal sobrepasa los 40º, la sudoración se detiene, con lo que la temperatura corporal sigue aumentando, sin asistencia medica puede cuasar perdida de conocimiento, daño cerebral e incluso de la muerte.

La insolación puede presentarse con la siguiente sintomatología, piel acalorada, enrojecida y seca, ausencia de sudor, agitación, confusión, disminución de la conciencia, dorar de cabeza, queseas, vómitos, convulsiones, respiración agitada, pulso irregular, shock y paro cardiaco.

La piel enrojecida, seca y la ausencia de sudor, son las señales más importantes para distinguir la insolación. Esta puede ocurrir rápidamente, sin anunciarse, por ello las personas expuestas al stress térmico, no deberían trabajar solas o sin supervisión.

 

Debemos actuar rápidamente, trasladando al trabador al lugar mas fresco de que dispongamos, recostándolo en posición supina (de espaldas), excepto si el trabajador esta vomitando o tiene convulsiones, que lo colocaremos de lado, comprobaremos la respiración y la circulación, aflojaremos toda la ropa y lo empaparemos con agua fría o sabanas húmedas para bajar la temperatura corporal, si esta consciente le administraremos fluidos por vía oral como en los casos anteriores y lo llevaremos inmediatamente a un centro medico, refrescándolo durante todo el trayecto.

Es necesario que todos los trabajadores conozcan las señales y síntomas precursores del estrés térmicos. Si ellos mismos son capaces de retirarse, o sacar a sus compañeros de un ambiente de calor en las primeras etapas, podemos evitar enfermedades mas serias.

 

Se aconseja leer la primera parte de esta serie de artículos sobre el stress térmico !

 

 

Deja un comentario