“Stress térmico por calor” Parte 1.

Muchos empleos requieren trabajar en ambientes calurosos, tanto exteriores (construcciones, industria forestal, contra incendios…..), como interiores (industria del papel, lavanderías, panaderías….), esto, unido al esfuerzo físico, puede afectar al sistema de refrigeración del cuerpo, que si no es capaz de enfriarse a si mismo, lleva a que el trabajador pueda sufrir “stress térmico”.

Es muy importante saber reconocer este tipo de stress y sus síntomas desde su comienzo, porque las consecuencias pueden llegar con bastante rapidez.

¿Que es el stress térmico?

La temperatura del cuerpo humano fluctúa entre los 36º y 38º, cuando la misma sobrepasa ese nivel, el cuerpo reacciona para eliminar este exceso de calor, sin embargo, cuando la cantidad de calor recibida, es mayor de la que el cuerpo puede eliminar, y la temperatura corporal aumenta, hablamos entonces de que esta persona sufre “stress térmico”.

Las causas mas importantes del stress térmico son las siguientes:

● calor causado por la actividad laboral, donde la cantidad de calor generada por el trabajador (calor interno) depende de su carga de trabajo o nivel de actividad (entendemos que la carga física de trabajo de un empleado de la construcción, no es la misma que la de un directivo de banca).

● calor causado por las condiciones medioambientales, donde el calor externo, depende de la temperatura de aire que nos rodea, del movimiento de ese aire y del calor radiante (ej. Calefactores, calderas, hornos, incendios o la misma luz solar). Este calor de las fuentes radiantes elevan la temperatura, aun cuando esta en si, no sea alta.

● factores personales de riesgo. Las dos herramientas fundamentales que dispone el trabajador para luchar contra el stress térmico son una buena capacidad de aclimatación y un buen estado físico. Sin embargo hay factores que provocarían el efecto contrario, como son la propia falta de aclimatación o de adaptación a condiciones de trabajo calurosas, el mal estado físico, la obesidad (la grasa actúa como aislante y no deja que se produzca la perdída de calor), la edad (en edades avanzadas la sudoración comienza mas tarde), enfermedades crónicas o tratamientos médicos preexistentes, enfermedades de corta duración o males menores (gastroenteritis, falta de sueño), trastornos cutáneos crónicos, que empeorarán con el impacto del calor, consumo de medicamentos, y tampoco debemos olvidarnos de la ingesta de alcohol y consumo de drogas.

¿Como elimina el cuerpo ese calor interno?

 El cuerpo utiliza dos recursos principales para deshacerse del exceso de calor: aumento del flujo sanguíneo a la piel y la sudoración.

● el flujo sanguíneo lleva un exceso de calor a la piel. Cuando el aire es mas frío que el calor interno corporal, este calor se transmite por conveccion al aire circundante. Un buen sistema de desprendernos del calor interno, es hacer descansos en zonas de sombra o al menos alejados de zonas radiantes de calor.

● la sudoración se produce cuando el aire tiene temperaturas superiores al calor interno. Es el mejor recurso que tiene el cuerpo humano para enfriarse. Cualquier variable que afecte a la sudoración o a la evaporación del sudor, afectara también a la habilidad de la persona para refrescarse.

 

Deja un comentario