¿Qué son las agujetas? ¿Qué podemos hacer para que desaparezcan?

Sin títuloEl dolor muscular de origen retardado, como se conoce científicamente, o “agujetas”, como todos lo conocemos, suelen aparecer cuando  realizamos alguna actividad a una intensidad más alta de la que estamos acostumbrados, o cuando esa actividad es diferente a la habitual, ya que trabajan grupos musculares diferentes o los mismos pero en diferente ángulo, amplitud, velocidad… Pero, ¿qué es ese dolor y por qué se produce? Es un dolor intenso y localizado y para explicar su aparición existen varias teorías, aunque de alguna nos podemos ir olvidando:

–       Teoría de la cristalización del ácido láctico que el organismo genera y acumula durante la actividad física intensa. Esos cristales en el músculo, serían los que provocan la sensación de dolor. Esta teoría queda anulada porque se ha demostrado que en personas con la enfermedad de McArdle (incapaces de producir ácido láctico), tras realizar actividades intensas, también aparece ese dolor muscular pasado un tiempo(agujetas).

–       Teoría de roturas de fibras musculares, estas serían micro-roturas de las miofibrillas musculares, las cuales forman las fibras musculares y estas a su vez, el músculo. Tras los estudios realizados, esta es la teoría más aceptada entre los científicos.

images-1

 ¿Qué podemos hacer para que no aparezcan?

Para evitar la aparición de este dolor muscular, debemos realizar la actividad física de manera suave y progresiva si somos principiantes, o realizarla a una intensidad progresivamente creciente si somos deportistas habituales. Si en este último caso, la actividad la realizamos a una mayor intensidad de la habitual o incluso cambiamos de actividad, tenemos muchas papeletas para que aparezcan las agujetas.

Una vez que han aparecido…¿qué podemos hacer para que desaparezcan lo antes posible?

Teniendo en cuenta que hemos descartado la teoría de la cristalización del ácido láctico, ya no tiene sentido tomar un vaso de agua con azúcar que nos ayude a disolver esos cristales… La mejor solución es realizar la misma actividad con la que aparecieron las agujetas (a baja intensidad), ya que de esta manera facilitaremos una mayor circulación sanguínea sobre los músculos doloridos, llevando a estos todos los nutrientes necesarios para que se recuperen lo antes posible de esas micro-roturas. No te olvides de realizar un correcto calentamiento al inicio y estiramientos al final de la actividad.

La aparición de “agujetas” es algo habitual en la práctica deportiva, tanto en principiantes como en deportistas con experiencia. Recuerda que son una prueba de que hemos aumentado la intensidad.

 

 

Neftalí Haro Frías

www.EntrenamientoCompleto.com

Deja un comentario