Hungría, atractiva y relajante. Sinónimo de país de los spas.

Si pensabas que todo lo que podías hacer en Hungría (más concretamente en Budapest), estaba acotado a pasear por la ciudad y recorrer sus no pocos encantosarquitectónicos y culturales, ahora tienes una nueva razón para emprender viajes Budapest: el turismo Wellness.

En todo el mundo, cada vez más personas se están dando cuenta de que un estilo de vida saludable tiene un enorme papel que jugar en la prevención de enfermedades y la creación de sentido general de bienestar. Hay un entendimiento de igualdad en el hecho de que los tratamientos de métodos naturales son capaces de promover la curación sin efectos secundarios. Todos estos factores hacen que Hungría, gracias a sus condiciones naturales, infraestructura desarrollada y la gente hospitalaria que la caracteriza, sea, también, un destino ideal para el turismo de salud, wellness o de spa.

Hungría se encuentra en uno de los más ricos recursos de agua geotérmica y medicinal en todo el mundo y allí, la cultura local de los baños se remonta a dos mil años, restos excavados de casas de baño, frescos y mosaicos pueden demostrar que los romanos descubrieron y explotaron estos recursos de aguas termales.De los aproximadamente 1.300 manantiales termales actualmente registrados, cerca de 300 se utilizan para bañarse y no menos de uno de cada diez se encuentran en la capital, lo que significa que alrededor de 130 manantiales de aguas minerales y medicinales se encuentran en Budapest.

¿Cuál es la diferencia entre agua mineral y medicinal? Aguas medicinales es una especie de agua mineral que han demostrado médicamente los efectos terapéuticos de curación. La mayoría de las aguas medicinales en Hungría son eficaces en el tratamiento de los trastornos del aparato locomotor, pero hay algunas que son especialmente eficaces en el tratamiento de afecciones ginecológicas y dermatológicas y molestias estomacales. Hacer un poco de tiempo para disfrutar de sus aguas termales y disfrutar de un masaje revitalizante en uno de los famosos balnearios de Budapest no sólo será la receta indicada para relajarse sino que, además, podrás tratar algunas patologías como la artritis y dolor de articulaciones.

La mayoría de los balnearios de Budapest merecen la pena visitarlos por su historia y arquitectura. Con entradas bastante accesibles son todavía más atractivos, aunque son un poco caros, para que mentir… Los baños por lo general tienen dos piscinas principales y varias más pequeñas que contienen las aguas de temperatura diferentes. Otros servicios además del agua caliente y estimulantes incluyen varios tipos de masajes, saunas, paquetes de lodo y otros tratamientos médicos. Hay piscinas separadas para los hombres y mujeres.

Deja un comentario