¿Es la sobreprotección una forma de maltrato?

padresPor lo general baso mis artículos en situaciones que a diario debo tratar a nivel profesional y se refieren a un marco general dentro del amplio compás que significa el criar a nuestros hijos y lo que atañe a su vida escolar y los aspectos a nivel emocional que pudieran influir en tal situación.

 

En adelante responderemos a preguntas concretas pero muy comunes a todos los padres, lo recurrente como interrogante frecuente en muchas familias.

 

Muchos padres se sorprenden cuando se les afirma que sobreproteger a su hijo es una forma de maltratar, si; y basta ubicarnos en el contexto y analizar los detalles para concluir que tal afirmación es totalmente cierta.

 

Todo padre desea satisfacer las necesidades de sus hijos y no privarles de nada en absoluto, que tengan una “buena vida”, sin carencias de ningún tipo, que se sientan felices, complacidos,amados y sobre todo la muy típica frase de “no quiero que le falte nada” o “no quiero que pase por lo que me tocó a mi”.

 

Un niño que lo tiene todo no aprende a luchar, aprende a ser  un ganador sin mayor esfuerzo, no necesariamente tenemos que llevar a nuestros hijos a tener carencias, necesidades y que su vida sea un permanente hacer para ganar,pero si es importante que sepan y sientan que en la vida hay que trabajar desde el rol que tengamos para obtener recompensas, pues todo hay que trabajarlo y ganarlo con méritos.

 

Hagamos un ejercicio de visualización:
imaginemos un padre que le da todo a su hijo, no se siente en capacidad de negarle absolutamente ningún capricho,ni deseo,necesidad; ese niño al llegar al ámbito escolar debe necesariamente, compartir, negociar los juegos y los tiempos, crear y respetar acuerdos, aceptar la posición de otros, pero él está acostumbrado a tener la primera y última palabra, a que nada que pida se le es negado ¿cómo crees qué será su vida escolar? ¿cómo podrá sobrevivir en ese mundo donde la verdad desde la inocencia impera? y el nosotros prevalece sobre el yo? cómo visualizas sus relaciones con sus pares? cómo crees que se sentirá cada vez que vea que “su realidad” es diametralmente opuesta a “la realidad” del mundo escolar?

 

Es duro,muy duro para un niño, eso lo desmotiva, le crea incertidumbre, inseguridad, rencor, insatisfacción y puede llevarlo a la depresión y al rechazo hacia la escuela y todo lo que tenga que ver con vida social,obviamente en éste ejemplo estoy colocando ambos extremos: la sobreprotección total y lo que produce, es decir,el rechazo radical al mundo estudiantil.

 

Todos deseamos tener los hijos mas felices y que nada les falte pero aquí la preguntas es: ¿quieres un hijo dependiente? ¿vas a formar un ser incapaz de valerse por si mismo?
ó por el contrario desearías al ser más seguro, asertivo y sociable, seguro de sí mismo y capaz de aceptar las diferencias con otros, negociarlas y comprender que la realidad social está por encima de su propia realidad cuando corresponde?

 

Si sobreprotejo…el final del camino es el maltrato, pues estaré forjando un ser que será rechazado, aislado y que desde su interior se sienta en total desagrado consigo mismo, pues obviamente nadie desea esa realidad para sí pero los padres que tiene, lamentablemente,no le han mostrado otra.

 

Punto importante para reflexionar como padres.

3 Comments - Add Comment

Reply