Delicioso postre veraniego

Para estos días de calor os presento un delicioso postre con base de piña y para tomar bien fresquito. Solamente necesitáis una lata de piña en su jugo, azúcar, nata para cocinar y gelatina .

INGREDIENTES para 6 personas.

–          Una lata de piña en su jugo (lata de 556 g peso neto). Aproximadamente 340 g peso escurrido

–          75 g de azúcar

–          90 g de nata para cocinar (15% MG)

–          1 sobre de gelatina neutra en polvo (Aproximadamente  8-10 g)

–          Opcional para decorar el postre: un puñado de cerezas y una onza de chocolate negro por copa.

ELABORACIÓN.

  1. Mezclar en un cazo el jugo de la piña con el azúcar y calentar. Separar antes un poco de jugo en una taza y añadir en éste la gelatina. Cuando la mezcla del cazo llegue a ebullición, retirarlo del fuego y añadir el jugo con la gelatina. Remover la mezcla hasta que quede homogénea. No sufráis si os quedan dudas sobre como realizar este primer paso porque en todas las cajas de gelatina en polvo también se indica de que manera utilizarla.
  2. Añadir la  piña a la mezcla y triturarlo todo con una batidora.
  3. Finalmente añadir la nata y remover para que se mezcle bien todo.
  4. Dejar reposar en la nevera durante 3-4 horas para que solidifique y adquiera textura de mousse.
  5. Una vez frío se puede decorar al gusto. En este caso se eligen cerezas y chocolate negro, que contrastan muy bien con el color ligeramente amarillento de la mousse.

 Aunque el aporte calórico de este postre no es demasiado elevado (considerando como ración una copita como la de la fotografía), se debe tener en cuenta que contiene una cantidad de azúcares moderada y que la nata es un alimento que contiene grasas saturadas.

Los azúcares proceden en gran parte de la fruta. La piña de este postre nos puede aportar entre 6-7 gramos de azúcares por ración. El resto de los azúcares proviene del azúcar (sacarosa) que se añade a la receta.

Las grasas proceden básicamente de la nata.  Para este postre se escoge nata del 15% MG. Esto significa que de 100 g de nata 15 g son grasa. En este caso, la cantidad de grasa que podríamos considerar que corresponde a una ración de este postre es aproximadamente de unos 2- 2,5 g, en gran parte saturadas.

Debemos recordar que el hecho de que lleve fruta no significa que pueda ser substituto habitual de ésta. Aporta más cantidad de azúcar y sobretodo más grasas y por lo tanto su consumo debe reservarse para ocasiones especiales. Es un buen substituto a pasteles y pastas porque aporta menos calorías y menos grasas que los anteriores. Para hacer una comparación os presento algunos valores nutricionales de distintos postres.

Una copa de este fresco postre de piña aporta aproximadamente 125 Kcal, 22 g de azúcares y 2,5 g de grasa. Si se añade una pequeña porción de chocolate negro, el contenido calórico del postre se incrementa en 42 kcal, las grasas en 2,8 g y los azúcares en 3,4 g.

Como se puede ver en la tabla, si se decide realizar un postre especial, mucho mejor una copa de este postre que no una buena porción de pastel de chocolate. Para reducir aún más el aporte calórico de este postre se puede optar por rellenar vasitos más pequeños y de esta manera conseguir que con las cantidades citadas se pueda servir el postre a 8 comensales.

 Las personas con alteraciones en el control de la glucémia deben ser conscientes de la cantidad de azúcares del postre para así   poder planificar la comida adecuadamente. Para los que estén realizando un régimen estricto  y bajo en grasas deben tener en cuenta que este postre les aportará más cantidad de grasas que una simple fruta.

_______________________________________________________________________________________________________

Valores nutricionales extraídos de Tablas nutricionales de alimentos por medidas caseras de consumo habitual en España. CESNID.

Deja un comentario