Bases Psicológicas del estudio de los sueños (II)

El segundo gran investigador que aportó nuevas revelaciones al estudio de los sueños en el siglo XX fue Carl G. Jung[1]. Comenzó siendo colaborador de  Sigmund Freud[2], pero sus propias dudas en cuanto a la teoría psicoanalítica, referentes al papel de la libido (por no creer que fuera exclusivamente sexual), las imágenes inconscientes (que pueden tener significados más allá de la experiencia exclusivamente terrenal de la persona) y la represión (que no explica por sí misma todos los estados de las personas), le llevaron a buscar otras posibilidades que pudieran revelar otros motivos para explicar los estados alterados de conciencia o temas como los fenómenos ocultos (por su relación con personas que llevaban a cabo prácticas espiritistas y mediúmnicas).

Le dio una gran importancia a la conexión entre la Psique y sus productos, o manifestaciones culturales. De ahí que añadiera nociones procedentes de la antropología, la alquimia, los sueños, el arte, la mitología, la religión y la filosofía a su enfoque. Por ejemplo, el concepto de reencarnación. Quería averiguar si en el Inconsciente pudiera esconderse una información común a toda la humanidad, y que nos atrae y nos ata a todos por igual.

Fue entonces cuando dio cuerpo a su concepto de Inconsciente Colectivo. Desarrolló este concepto debido a que pudo comprobar que en sueños aparecen y se ponen de manifiesto muchos símbolos universales que para todas las personas y para toda la historia de la humanidad siempre han existido y siempre van a existir, es decir, dentro de cada uno de nosotros existe una información que ya está sujeta a la evolución. Todos somos el fruto de símbolos que ya están insertados en nuestra mente. Por ejemplo, el símbolo universal del agua. Puede que, después de nacer, nos encontremos por primera vez con el agua en algún momento, pero se vuelve a manifestar porque todos llevamos grabada esta información. Estos  símbolos no son nuestros, son evolutivos y ya están dentro de cada memoria de cada persona. Tenemos diferentes tipos de memoria (como la memoria selectiva, la memoria a corto plazo, a largo plazo…), pero existe una memoria que se estudia desde la Psicología Transpersonal, que es la memoria ancestral, base del Inconsciente Colectivo.

El lenguaje inconsciente se puede personalizar y modificar por cada uno de nosotros a lo largo del tiempo, pero sus características esenciales permanecen inalterables, ya que pertenecen al Inconsciente Colectivo de la Humanidad.

Un analista de sueños o un terapeuta deberá tener muy en cuenta la investigación de Jung si en algún momento no puede relacionar el espectáculo onírico de una persona simplemente con su historia personal.


[1] Carl Gustav Jung (Suiza 1875- 1961). Psiquiatra, psicólogo y ensayista, fundador de la Psicología Analítica.

[2] Sigmund Freud (Moravia, 1856, Londres- 1939), médico y neurólogo austriaco, creador del psicoanálisis.

Deja un comentario