Balance energético

1Nuestro cuerpo requiere sustancias del entorno que nos rodea para funcionar de manera óptima. No podemos sobrevivir sin alimentarnos, razón por la cual, la ingesta de alimentos debe realizarse diariamente. Los alimentos contienen sustancias que nuestro cuerpo necesita y también el aporte de energía para funcionar en relación con el balance energético. Dichos componentes se denominan nutrientes, los cuales se pueden clasificar en macro nutrientes y micro nutrientes, según las cantidades que se necesiten consumir cada día.

El balance energético se basa en la relación entre el ingreso de calorías y el egreso. La ganancia de calorías del cuerpo se obtiene a través del consumo de alimentos y bebidas. En el otro extremo el balance energético tiene egresos a través del metabolismo basal corporal y la realización de actividad física.

El balance energético es de vital importancia para mantener el peso adecuado. El sobrepeso o la obesidad pueden producirse por diversos motivos en el desajuste del balance energético. Todo el exceso de calorías que se consumen diariamente se transforman en tejido adiposo corporal, lo cual produce sobrepeso. El exceso de calorías puede aparecer por un consumo aumentado de alimentos según las necesidades diarias o por un gasto bajo de energía, especialmente en las personas que son sedentarias y no realizan deportes ni actividad física. Cualquier desequilibrio del balance energético a favor de la ganancia de calorías llevará al sobrepeso u obesidad con el paso del tiempo.

Toda persona que pretenda adelgazar de forma conciente debe tener en cuenta el funcionamiento del balance energético para lograr no sólo perder kilos sino en mantenerse a lo largo del tiempo. Es frecuente que existe una combinación de consumo aumentado de alimentos y una actividad sedentaria que conduce al descontrol metabólico. Los cambios para lograr una vida saludable deben enfocarse de forma integral para mejorar la calidad de vida de la persona.

Deja un comentario