Algunos hábitos saludables para los “peques” de la casa

El crecimiento de los niños, junto con sus cambios de humor y caràcter són un tema fascinante. Un día ves a un niño pequeño, cariñoso y llorón, que no puede soltarse de los brazos del padre o la madre, y en “4 días” el mismo niño pasa de ser el más cariñoso del mundo a ser mucho más independiente, más fuerte anímicamente, y muchos cambios más que ocurren al paso del tiempo. Pero una cosa está clara… aunque es cierto que hay muchos datos característicos de las personas que se heredan genéticamente, también hay muchísimos hábitos y costumbres que forman a las personas de diferentes maneras.

Pues ahora vamos a mencionar y explicar algunos de estos hábitos que se deberían inculcar a los niños desde pequeños.

  • Higiene:

La higiene de las personas es lo que da una primera impresión respecto a otras personas, y tiene un papel muy importante en cómo cada uno de nosotros es percibido/a. Si ya desde pequeños se les inclulca a los niños este tipo de hábitos, seguro que permanecerán muchos de ellos durante toda su vida, y les ayudarán a interrelacionarse con otras personas, a parte de protegerlos de germenes y virus bacterianos que posteriormente podrian conllevar malaltias y enfermedades (Muchos de los resfriados se contagian mediante virus bacterianos, que manteniendo unos hábitos higiénicos mejores, se reducirían)

Es importante que los niños se laven las manos frecuentemente, después de la escuela, después de jugar, después de ir al baño, y antes y después de cada comida.

También es conveniente inculcar el hábito de llevar encima pañuelos, para no estornudar en las manos, ya que los germenes saltarían y se podrian contagiar a otros niños.

En el caso de que los niños vayan al baño solos, hay que asegurarse de que se limpian bien todas las partes, de que no dejan champú en el pelo después de bañarse y que se duchen correctamente.

Realmente vale la pena ser consistente en la cuestión de higiene.

Cuidado oral: El cuidado de la boca en general es importante para no tener demasiados problemas bucales (caries u otros problemas). Ya se sabe el miedo que pasan los niños cuando les toca ir al dentista (aunque no es bueno meterles miedo a puesta), y hay que enseñarles a cepillarse los dientes de manera que no quede ni rastro de germenes, y hacerlo habitualmente, después de cada comida.

Para cada cepillada de dientes hay que estar al menos 2 minutos, pata limpiarlos bien. Estaría bien enseñarles a hacer movimientos circulares y verticales durante la limpieza bucal, sin olvidarnos de limpiar las muelas!

Y aunque hay gente que no lo cree conveniente, es necesario ir al dentista una vez al año, para realizar revisiones bucodentales.

  • Hábitos en la comida:

Lo que coman los niños de pequeños nos puede resultar una gran pista para saber qué estado de salud tendrán dentro de unos años. Si se detecta que el niño come demasiados dulces o pasteles, es momento de actuar. Hay que enseñar a los niños lo importante que es comer sano en la vida diária.

Evidentemente, no nos olvidaremos de recordar que comer fruta es básico para los niños (y los no tan niños también)

Hay que tener controladas las reacciones del cuerpo de los niños cuando ingieren algo por primera vez, para detectar alergia u otros problemas. También es muy positivo enseñar a los niños a comer proporciones pequeñas en diferentes momentos del día.

También hay que tener en cuenta que lso niños no comerán algo que ni nosotros no comemos. Es por eso que nosotros debemos seguir muchos de estos hábitos.

  • La hora de dormir de los niños:

Con el ritmo de vida que llevamos actualmente, nosotros mismo dormimos poco (menos de lo que deberíamos). El problema está en que esto puede hacer que nuestros hijos tampoco duerman lo que necesitan. No es un buen hábito el de dormir pocas horas en épocas de crecimiento… hay investigaciones que aseguran que el ensueño cuando los niños són pequeños provocan problemas de obsesidad, a parte de no tener las fuerzas necesarias para rendir bien.

Para que los niños duerman bien es bueno que vayan siempre a la misma hora a dormir, no dejar que ellos se vayan a dormir más tarde simplemente porque nosotros estamos viendo la tele o haciendo cualquier otra cosa. Todos los niños necesitan más de 8 horas de sueño.

  • Ejercicio y Deporte:

Estar demasiadas horas delante la televisión o el ordenador no es bueno, y menos para los niños. Es importante que se relacionen, que salgan a la calle todos los días a jugar, y si quieren, también pueden ver la tele o jugar con el ordenador, pero teniendo en cuenta las horas que pasen en él.

Puede ser muy bueno involucrarnos en su vida deportiva, por ejemplo salir con ellos a dar una vuelta en bici, o en patines, jugar a fútbol, etc. El deporte tiene unas virtudes importantísimas en las vidas de los niños, ya que a parte de ser saludable, nos ayuda a relacionarnos, a aprender, y muchas cosas más.

  • Conocimiento sexual:

Evidentemente, si són niños pequeños no tienen porque recibir una educación sexual, pero es importante enseñarles a distinguir entre las cosas buenas y malas, y también cómo tratar a los desconocidos.

Los hechos que expresan afecto són muy buenas, como abrazos, palmaditas en la espalda, besos en la mejilla,etc. En cambio, cuando se reciben golpes o empujones, són cosas malas. Es importante inculcar a los pequeños que cuando les pase alguna cosa mala, lo expliquen a los padres.

Habitos en casa: Los habitos que adquieran en casa serán la forma como actuarán cuando sean adultos. Si un niño siempre encuentra todo lo que necesita a su disposición, sin hacer esfuerzos, siempre intentará recibirlo todo sin hacer nada por su cuenta.

Són los mismos niños los que deben de recoger las cosas que ellos han ensuciado. Es conveniente que haga tareas de casa como hacerse la cama, llenar la mochila de la escuela, etc. Esto lo hará más independiente.

Otra cosa que no hay que tolerar són las rabietas. Hay que enseñarles que no són buenas, y hay que hacerlo sin gritar…pero que quede claro.

  • Modales:

Los modales también són importantes para el crecimiento de los niños. Es bueno enseñarles a decir “gracias” cuando reciben algo, o “lo siento” cuando han hecho algo mal.

Enseñarles que es de mala educación levantarse de la mesa cuando aún hay gente comiendo, señalar, no se puede responder a los ancianos de manera brusca. Es bueno que compartan juguetes, materiales y otras cosas con los amigos.

  • Conciencia con el medio ambiente:

También puede ser bueno enseñarles los problemas ambientales que nos rodean, como el calentamiento global y las consecuencias que conllevan en el clima. Hay que enseñarles a cuidar el planeta.

Estos són los hábitos que os proponemos nosotros, aunque si consideráis que hay más de importantes, no dudéis en comentarlo.

 

Deja un comentario