¿Un paseo ayuda a aliviar la depresión?

3555120-familia-con-dos-ninos-con-un-paseo-por-el-parque-se-centra-en-el-nino-en-frenteAliviar la depresión. Esa pregunta se realizó el doctor Madhukar H. Trivedi, profesor de psiquiatría en la Universidad de Texas, preocupado por varios de sus pacientes, quienes le comentaron que se sentían más felices si iban a dar un paseo. Los pacientes en cuestión estaban tomando antidepresivos. Con esta duda, fue cuando el Dr. Trivedi y sus compañeros se empezaron a preguntar si la adición de una “dosis” de ejercicio ayudaría a aumentar las posibilidades de mejora en sus pacientes.

Ciertamente, era una posibilidad real que había que investigar.

El doctor Trivedi y sus colaboradores, reclutaron a 126 personas con depresión para empezar a investigar si con dosis de ejercicio, los resultados eran mejores.

Estos voluntarios fueron divididos en dos grupos. En el primer grupo (grupo A) se inició una rutina de ejercicio aeróbico suave bajo la tutela de los investigadores. Este tipo de ejercicio les obligaba a quemar cierta cantidad de calorías por sesión, dependiendo del peso del paciente. Algunos caminaron durante unos días, 10 minutos al día, en una cinta o dando un paseo. Otros eligieron un entrenamiento en bicicleta estática.

El segundo grupo (grupo B) fue más enérgico. Se les hacia caminar a paso rápido 30 minutos al día a buen ritmo o el equivalente en bicicleta.

Cada voluntario fue ejercitado durante 4 meses sin dejar de tomar los antidepresivos. Al final del tiempo, según el estudio publicado por The Journal of Clinical Psychiatry, un 29,5% había logrado la remisión, lo cual es un resultado que decía que el ejercicio es una opción de tratamiento muy válido y barato.

Más pacientes mejoraron en el grupo que completó el más largo y enérgico de los entrenamientos, por lo que el doctor Trivedi quiso apoyar, promover y encontrar maneras para que las personas se animaran a hacer ejercicio, no valía con decir: “ves a dar un paseo”, ese era el gran problema que presentaba esta opción.

Lo que se pudo concluir del estudio es que claramente, el ejercicio afecta y ayuda a mejorar la mente de una manera barata y saludable, sin efectos secundarios.

Deja un comentario